629 83 13 53 info@flexitanq.es

El purín, como subproducto, compuesto por mezcla de heces, orina, restos de cama y agua procedente de la limpieza, se genera en grandes cantidades en las explotaciones ganaderas, sobre todo en las de intensivo de vacuno de leche y porcino. Estas grandes cantidades de purín generadas a diario en las granjas tienen que ser almacenadas con la máxima seguridad por los siguientes motivos:

  • Emiten gases de efecto invernadero (GEI), entre los que están el metano y óxido nitroso, pero sobre todo Amoníaco, muy nocivos para la salud animal y humana.
  • Filtración hasta las aguas subterráneas, con la consiguiente eutrofización de ríos, lagos y lagunas.

¿Porqué es necesario almacenar el purín?

El purín se aplica en el suelo como fertilizante orgánico, la composición química varía en función del animal, de la alimentación, el manejo, y las instalaciones, pero en dosis excesivas produce contaminación de los suelos. Aquí está el problema, que la producción de purín excede las necesidades nutricionales de los suelos. Además es necesario el almacenamiento para los periodos óptimos de aplicación.

Batidor removedor para el purín

Sistemas de almacenamiento, ventajas y desventajas.

Hasta hace unos años la única posibilidad que tenían las granjas para almacenar el purín, hasta que llegara el momento de poder usarlo como abono, era ir almacenándolo en unas balsas que se excavaban en el suelo. Pero desde que los tejidos geosintéticos han logrado un altísimo nivel de desarrollo, encontramos depósitos flexibles, cerrados y con garantía de estanqueidad , que mantienen los  purines cubiertos sin  evaporación de los gases contaminantes, ni contaminación por olores.

Vamos a ver las características de estos dos sistemas.

Fosas impermeabilizadas

Las fosas impermeabilizadas consisten en una excavación en el suelo, donde se va a acumulando el purín.

Hasta hace unos años, este había sido el sistema mas fácil para tener un almacenamiento del purín en la misma explotación. Pero su uso esta muy  cuestionado principalmente porque contamina de dos formas. Por una parte, si hay filtraciones en la balsa, no se detecta, y los purines pasan directamente a la capa freática, vertiendo directamente a las aguas subterráneas. Además contamina por la evaporación de los gases de efecto invernadero (GEI) que emiten los purines.

La ventaja que se encontraba en este tipo de balsas es que el agua se va evaporando y queda la parte seca que se usará para aplicarla al suelo o compostarla. Pero ya se ha comprobado que esa evaporación es muy contaminante, como hemos dicho antes.

Otra gran desventaja es que, si no está bien dimensionada, con las lluvias puede haber rebosamiento y vertidos al suelo, con la siguiente contaminación del terreno. Real Decreto 306/2020, de 11 de febrero, obliga a las balsas de nueva construcción a tomar medidas para reducir las emisiones en al menos un 80%. En el caso de tapar la balsa, existe la obligación de tomar medidas para evitar la acumulación de metano. En ambos casos, se necesitan equipamiento especial para agitar y triturar el purín y restos de paja y así poder ayudar a la retirada con las cubas y luego ser esparcido por el terreno.

Depósitos Flexibles

Los depósitos flexibles suponen una solución para el almacenaje de los purines, porque además de ser una instalación que no compromete el terreno, evitan el vertido por rebosamiento en caso de lluvia. Al ser un elemento estanco y cerrado se limita la emisión de gases y olores contaminantes. Respecto al tratamiento del metano que se pueda formar, ya están preparados para ser reconducido. Las posibles salidas de este son, o bien ser quemado con una antorcha, reconducirlo a un gasómetro, un depósito especial para acumular gas incorporarlo a un sistema de aprovechamiento energético, transformando el metano en energía. En este caso, no son necesarios removedores porque la no entrada de aire impide la sedimentación secado del purín.

Separador sólido líquido

Recomendaciones para el almacenamiento de purines.

Vistas las ventajas de un sistema de acumulación de purines en depósitos flexibles sobre sistemas de balsas cerradas o no, existen recomendaciones para el tratamiento de purines que deben seguirse.

Reducir el consumo de agua

Mejor control de los bebederos, limpiezas con alta presión, desvío de las aguas pluviales fuera de la balsa de purines.

Cambio en la alimentación

Que permita un mejor rendimiento en a la asimilación de nutrientes. En la digestión los animales expulsan sobre todo nitrógeno (procedente de las proteínas), y la presencia de metales pesados como el cobre y zinc (Cu y Zn).

Retirar los purines bajo el emparrillado lo más rápido posible

Para evitar la emisión de gases, al descomponerse en elementos volátiles, la urea se descompone y pasa a metano    ( NH4). La retirada rápida de purín mejora el ambiente de la nave la salud de los animales.

Separación Sólido Líquido

El líquido puede usarse para riego y el sólido compostarse para posterior aplicación:

Valorización del Purín mediante una digestión anaerobia

Este proceso, hasta ahora solo era posible en grandes explotaciones, pero ya hay sistemas que permiten aplicarse en granjas medianas y pequeñas. El purín se entra en una planta de digestión anaerobia produciendo metano que se a la vez mediante un sistema de filtrado y adecuación se usa para el abastecimiento energético de la planta. Este sistema, permite que granjas pequeñas y medianas se autoabastezcan energéticamente, y eliminen la contaminación de sus purines, durante el periodo que deben tenerlos almacenados hasta su aplicación. Por otra parte, supone abrir una línea económica nueva en la explotación que la dotará de más valor y la prepara medioambientalmente para la no emisión de gases de efecto invernadero(GEI), reduciendo la huella de carbono.

Conclusiones

El desarrollo de nuevos materiales, ha hecho posible la migración de balsas excavadas en el terreno, que pueden producir vertidos y emitir de forma continua gases de efecto invernadero (GEI), a depósitos flexibles estancos, cerrados, que aseguran el almacenamiento sin vertidos ni emisiones de olores ni de gases contaminantes.

Por otra parte, los continuos cambios que se producen en las granjas, la mayoría por ampliaciones, no se ven afectados si los almacenamientos de purín están en uno o varios depósitos flexibles, que son fácilmente reubicables, sin dejar el terreno dañado.

Los depósitos flexibles, por todo lo expuesto anteriormente se imponerse al antiguo sistema de balsas abiertas, por ser mas seguros, versátiles y sin perder de vista el ahorro económico.

×